septiembre 26, 2012

Mechas californianas de colores…in

Está claro que las mechas californianas han entrado pisando fuerte esta temporada. Hace nada estaba leyendo el Hola, en la playa (¡No sabéis cuanto la echo de menos! especialmente un día como hoy, que nos hemos levantado con un tiempo de lo más otoñal) y una de las noticias estrella entre sus reportajes era que Sara Carbonero se las acababa de hacer. Y sigo leyendo y ¡parece que todo el mundo se ha apuntado a lo mismo! Nuestra querida Sarah Jessica Parker, Jessica Alba, Ariadne Artiles… Un sinfín de bellezas internacionales a las que intentar copiar este otoño. Pero otras, como siempre, han decidido romper fronteras y han ido más allá. Ahora lo que está de moda indiscutiblemente son las mechas californianas pero… ¡de colores! Y si no que se lo digan a Elle McPherson, que las lucio con todo el estilo del mundo en un reportaje de la misma revista este año. Me acuerdo estar comentando con mis amigas, “¿Has visto lo que se ha  hecho en el pelo?’”, “Me encantaría atreverme, queda tan original”, suspiraba Paula. No es cuestión de atreverse ya, es cuestión de sumarse a una moda in crescendo y que no tiene nada que ver esta vez con el modelito que llevas puesto. Muchas estilistas dicen que a veces la clave de un look no está en la ropa si no en los accesorios que lleves puestos y entre ellos yo incluyo este.

Poniéndome un poco al día con esta tendencia, me he fijado que desde esta primavera el efecto tye-dye está irrumpiendo por todos los lados y ahora se convierte en una opción más para customizar nuestro pelo. En lo que consisten estas mechas es en mantener el color de tu melena hasta los medios y en las  puntas, aplicar diferentes colores (rosa, verde, azul, amarillo, naranja…) consiguiendo un efecto de mucho volumen y movimiento. Es decir, si una mecha californiana tradicional consiste en llevar las puntas más claritas en las puntas del pelo que en el resto de la melena, las mechas californianas producen el mismo efecto pero de tonos invertidos. Ahora se llevan los colores más claros en la parte superior de la cabeza y los más oscuros en largos y puntas.

Las chicas rubias son las que  más fácil lo tienen ya que con cualquier pigmento de color sobre sus mechas pueden conseguir ese efecto, ya sea con un color o con varios. Eso sí, el efecto dura unas pocas lavadas, ya que la mayoría de los tintes que se utilizan no son permanentes. Si sois morenas, el proceso es algo más largo, habría que aclarar las puntas y después proceder a colorearlas. Hay quien se atreve únicamente con un solo mechón o un par de ellos, y quien se decide por varias mechas repartidas por todo el pelo. También se pueden llevar desde la raíz o sólo de medios a puntas. Y como os decía, el rosa es el más demandado pero los tonos melocotón, lavanda, los verdes y turquesas, le pisan los talones. Por otro lado, está la versión más radical de este efecto. Se trata de mechas, yo diría casi mechones, en fucsias, morados, amarillos, verdes y azules vibrantes; se llama “Dip Dyed Hair” y se aplica marcando sobre todo los medios y puntas.

En todos los casos el resultado es un pelo colorido, atrevido, original, joven y fresco. Si solo Elle McPherson no nos sirve de ejemplo, mencionar que a Kate Bosworth, Kate Moss, January Jones, Lauren Conrad, Nicki Minaj, Katy Perry e incluso el personaje de Aria en la serie Pretty Little Liars las llevan. Por cierto chicas, descubrí esta serie en verano y estoy totalmente enganchada. Una serie cien por cien de chicas pero de asesinatos, suspense, tensión…vamos que no te mueves del sofá hasta que no te terminas todas las temporadas. En otro post espero contaros todos los trucos de belleza que hacen nuestros personajes favoritos, ¡ya estoy apuntando mil ideas que veo!

Bueno, ¿os atrevéis vosotras con las nuevas mechas californianas? Decidme que tal os va que, ¡yo estoy a un paso ya de hacérmelas con el nuevo L’Oreal Hair Mascara!  En cuanto tenga un rato libre entre reuniones, trabajos y poder dormir prometo contaros toda mi experiencia. :)

Leave a Reply